Así es mi gente Warao en Delta Amacuro: Para un mejor futuro hay que cambiar el presente

Venezuela en un país pluricultural y multiétnico donde conviven 52 pueblos indígenas (Según Censo 2011) con 724.592 personas, distribuidas en su mayoría en 10 Estados: Zulia, Amazonas, Bolívar, Delta Amacuro, Anzoátegui, Sucre, Monagas, Apure, Nueva Esparta y Lara, representando así el 2,8% de la población total de Venezuela.

 El pueblo indígena Warao o “Gente del Agua” vive en el estado Delta Amacuro, donde conviven aproximadamente 41.543 indígenas, siendo el 4to lugar con mayor población indígena en todo el país con una representación del 5,7%.  Es uno de los grupos humanos más antiguos de Venezuela, remontándose a 17000 años AC.

Los principales problemas del Warao se observan en el sector educación, seguridad y salud, donde la asistencia médica en las comunidades a orilla de río es insuficiente, con presencia de HIV, afecciones dermatológicas, desnutrición, cuadros diarréicos y alternancia de brotes de tosferina y otras enfermedades.

Las escuelas asentadas a orillas del río Orinoco, están desprovistas de lo básico, atendidas por maestros en su mayoría no profesionales y con una tasa de deserción escolar cada vez más alta, ya que 8 de cada 10 niños Warao dejan de asistir a la escuela por la crisis socio-económica del país. El 80% de los niños en edad escolar están fuera del sistema educativo, con una débil alimentación y con menos posibilidades de integrarse productivamente a la sociedad con respecto al resto de los niños del país.

En cuanto a la inseguridad, el contrabando de combustible se ha convertido en una vía irregular de sobrevivencia y otros ingresos especialmente para funcionarios del Estado, lo cual ha empeorado las condiciones del transporte fluvial tan vital para el Warao, haciendo más frecuente los asaltos en pleno río por los llamados “piratas” y perjudicando a los navegantes indígenas de la zona.

Escuelas con Propósito NILO surge como una respuesta educativa y socio-productiva para comunidades indígenas Warao.  La primera Escuela- Campamento será construida en la comunidad Dijarukabanoko, a 5 o 6 horas de recorrido fluvial por el imponente Orinoco, en un lugar privilegiado por su biodiversidad, hermosos atardeceres y la hospitalidad y calidez de su gente,  ahora más comprometida que nunca a construir un futuro mejor para sus niños.

Nuestro servicio eco-turístico ofrecerá instalaciones en armonía con la naturaleza, donde se pondrán de manifiesto principios de auto-sostenibilidad en cuanto a energía, alimentación, reciclaje y tratamiento del agua.  Es una propuesta orgánica que apunta a la eficiencia de los recursos naturales y la exaltación de los valores culturales del Warao.

Nina Hurtado

Directora del Proyecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *